“Mis sueños son mentiras que algún día dejarán de serlo.” Nach

lunes, 10 de octubre de 2016

MÚSICA LITERARIA: AVALANCH "EL PRÍNCIPE FELIZ" (OSCAR WILDE)

¡Hola, queridos lectores! 
Para comenzar la semana con energía vengo con una entrada de la sección Música-Literaria que espero que os guste. Supongo que la mayoría conocerá a Oscar Wilde, pues lo que vais a encontrar a continuación es un resumen de su cuento "El príncipe feliz" y la canción de la banda Avalanch que trata sobre esta magnífica historia.
¡Comencemos!

#6 MÚSICA LITERARIA











FICHA TÉCNICA

Banda: Avalanch

Origen: Asturias (España)

Género: Heavy metal, progresivo

Discográficas: Santo Grial, Xana Records, Búnker Estudios

Miembros: Ramón Lage (voz), Alberto Rionda (guitarra), Dany León (guitarra), Francisco Fidalgo (bajo), Chez García (teclado) y Marco Álvarez (batería)

Estado: Parón indefinido



VÍDEO AVALANCH "EL PRÍNCIPE FELIZ" (CON LETRA)


La canción pertenece al álbum recopilatorio Un paso más, siendo uno de los dos temas inéditos junto a la canción "Agora non" (nana tradicioal asturiana).



RESUMEN DEL CUENTO "EL PRÍNCIPE FELIZ" (OSCAR WILDE)

Una estatua colocada en lo más alto de una ciudad era admirada por todos, desde niños, los altos representantes de la ciudad hasta el hombre más fracasado, el cuál lloraba al verla y decía, "sí existe en el mundo alguien completamente feliz".

Una golondrina, enamorada de un junco que había en el río, no fue a Egipto con sus compañeras. Al llegar junto a él le preguntó si estaba dispuesto a viajar con ella, pues se dijo a sí misma que como la gusta viajar a quién ame también le debe encantar. Pero la respuesta del junco fue un meneo de cabeza diciendo que no, así que la golondrina sintiéndose burlada se fue volando a la ciudad.
Era de noche cuando por fin llegó, y al ver la estatua de El príncipe feliz voló hacia ella y se posó a sus pies. De repente, la golondrina empezó a sentir unas gotas en sus alas y se dijo, "que extraño... si no hay nubes que anuncien lluvias", entonces levantó la cabeza y vio los ojos llenos de lágrimas de la estatua. "¿Quién eres y por qué lloras?" le preguntó la golondrina, y ésta le respondió, "El príncipe feliz" y comenzó a narrarle su historia.

Cuando fui hombre, disfruté de una vida sin preocupaciones, comiendo y  jugando. Hasta que morí, y ahora desde aquí puedo ver la miseria de mi ciudad. Veo una mujer costurera muy pobre, tiene a su hijo enfermo, y él le pide naranjo, y ella le da agua de río. Llévale el rubí de mi espada; no puedo, me voy a Egipto, respondió la golondrina. Quédate una noche para ser mi mensajera, la golondrina aceptó y tomó el rubí de la espada de El príncipe feliz y lo llevó en el pico hasta la casa de la pobre mujer, se lo dejó en la mesa y regresó y  contó lo sucedido al príncipe. 

A la mañana siguiente la golondrina voló al río y se tomó un baño, y regresó en la noche hacia El príncipe feliz, dispuesta a realizar el viaje a Egipto, le preguntó si tenía un mensaje, el príncipe feliz le respondió, golondrinita quédate una noche más; no puedo, respondió la golondrina; al otro lado de la ciudad hay un joven en una buhardilla, que se esfuerza por terminar de escribir una obra para el director del teatro, pero no terminará porque no tiene luz en su cuarto, y el hambre lo ha rendido. Mis ojos son dos zafiros, llévale uno, él lo venderá; no puedo hacer eso, dijo la golondrina y se puso a llorar, pero como el príncipe insistió, arranco el zafiro y se lo llevó a casa del joven, entrando por el techo y se lo dejó sobre un ramo de violetas.

Al día siguiente la golondrina voló hacia el puerto, y regresó en la noche para despedirse de El príncipe feliz, más éste le rogó que se quedara una noche más, añadiendo que en la plazoleta una niña vendedora de fósforos está llorando, producto de que los fósforos se le han caído en el agua, y si no lleva dinero a su casa, su padre le pegará. Arráncame el otro zafiro, de mi otro ojo y llévaselo, así lo hizo la golondrina y se lo llevo a la niña. A su regreso la golondrina le dijo, ahora nunca me iré, y El príncipe feliz le respondió, tienes que ir a Egipto; la golondrina se negó a irse y se echó a dormir a sus pies. A la mañana siguiente, la golondrina se posó en sus hombros y le relató muchas historias que había visto en diferentes lugares.
El príncipe feliz le mandó volar sobre la ciudad, y a su regreso le contó lo que vio, muchos niños pobres que mueren de hambre, otros duermen bajo un puente. El príncipe feliz, le pidió que le quitase todo el oro que tenía cubriendo su cuerpo y se lo diera a los niños pobres, y así lo hizo la golondrina, quedando sin brillo ni belleza, El príncipe feliz.
Cuando llegó la nieve, y después el hielo, el frío era insoportable. La golondrina tenía cada vez más frío e intentaba calentarse (batiendo las alas, picoteaba las migas a la puerta del panadero...) hasta que no soportó más y dijo a su amigo, "adiós príncipe", y éste respondió, "me alegra que te vayas a Egipto, has permanecido mucho tiempo aquí". No iré a Egipto sino a la morada de la muerte, y cayó muerta a los pies de El príncipe feliz.
El alcalde al ver la estatua, que ya no desprendía ni belleza ni brillo, decidió derribarla y fundirla, pero el corazón de plomo de El príncipe feliz no pudieron fundirlo, y lo arrojaron a la basuradonde yacía la golondrina muerta.
                                                                                                FIN
Resumen de obrafavorita.com exceptuando algunos arreglos.


Espero que os haya gustado la entrada :)
¡Nos vemos por estos lares! <3

10 comentarios:

  1. De mis cuentos favoritos de este hombre. Ufff las lagrimas me han salido.

    ResponderEliminar
  2. Hay que reconocer que es una canción preciosa.

    ResponderEliminar
  3. Hola.

    Un canción muy bonita para un cuento muy emotivo, me ha encantado la entrada.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho la canción aunque no he tenido el placer de leer el libro.
    Besos, nos leemos.

    ResponderEliminar
  5. Tengo de fondo, mientras te escribo la cancion, muy linda y emotiva....el libro si que no lo he leído...ni lo conocia, gracias!!!

    Besitos románticos

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho Avalanch ;) y precioso cuento.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. hola! que hermosa entrada, un cuento entrañable para los que los conocíamos, y muy bonita la música. somos de seamos seguidores. abrazosbuhos.

    ResponderEliminar
  8. Hola :D, soy nueva en tu blog, te he intentado seguir pero me da error, si te pasas por mi blog recuerda que vuelva para intentarlo. Me encantaría invitarme a que pases (y te quedes si te apetece) en el mío ^^

    Qué sección más guay, no conocía este libro, y me gusta la música que has elegido. Lo voy a anotar, porque Oscar me gusta mucho, aunque sólo leí El Retrato de Dorian, que es su obra más típica. Al menos para mí.

    Te espero en La Reina Lectora

    ResponderEliminar
  9. Hola, me gustó mucho la canción, interesante el libro, no lo había escuchado nunca.
    un beso.

    ResponderEliminar

Comenta siempre con respeto, gracias.